Dark Souls

26 Jun

Vas Happenin! Hoy os traigo una parte de una novela mía, llamada Dark Souls. Hay varios capítulos de esta novela subidos en: 

http://lauriitvd.tumblr.com/page/5

Los capítulos están entre medias de muchas, muchas, muchas imágenes. 

La historia va de una chica de 17 años, Paige Brooks, que desde que era pequeña ve fantasmas. Esto le pasa cuando a los 5 años tiene un accidente de coche y casi muere. Su madre hace un trato con un demonio para que su hija no muera.

Paige se ve sorprendida cuando un “alma”, llamado Neal, se cruza por su camino y le habla. Nunca antes las almas habían hablado, pero este chico (que resulta ser muy sexy) empieza a hablar con ella y a seguir le hasta su casa. El chico no es un “alma”, como Paige pensaba, si no que es un demonio. 

Si a alguien le gusta mi novela, solo me lo tenéis que decir y yo os la envía entera por correo. ¡SIN PROBLEMA! 

Y ahora os dejo con un trozo:

El sonido de mi madre cantando fuera de tono me despertó. Me desperté y entrecerré los ojos con el brillo del sol que se filtraba a través de la ventana. Los recuerdos de la noche anterior volvieron lentamente a mí. Oí el sonido de la puerta de entrada: mi madre se había ido. Ahora solo deseaba  que Neal siguiera en casa.

    No esperé ni un segundo más. Me desenrollé de mis sábanas y salí corriendo escaleras abajo, para finalmente encontrarme con Neal.

    –Buenos días. Hay café por si quieres una taza –dijo Neal agitando la cafetera. Suspiré al verle. Últimamente solo podía dormir si Neal se encontraba en casa; mi mente me jugaba malas pasadas, como por ejemplo, imaginarme a la demonio pelirroja en mi casa.

    –Voy a ducharme –informé. Él asintió con la cabeza y se sentó en la barra de la cocina. Se podría decir que ahora él vivía en mi casa.

    Eché la cabeza hacia atrás para que el agua me callera por la cara. Me enjaboné todo el cuerpo y mientras mi mente vagaba por los submundos, un alma cayó de bruces a la bañera. Grité con todas mis fuerzas a la vez que intentaba cubrirme con brazos y codos mi cuerpo, sorprendiendo al alma, que gritó también. El alma hacía cuanto podía para liberarse de la cortina, pero a cada giro y a cada tirón que daba, solo conseguía enredarse más en ella. Aterrorizada, vi como el alma por fin se levantaba. Era una chica con el pelo negro como el carbón y todo enredado por la cara. El alma se apartó tambaleándose en el mismo momento en el que Neal entraba como un rayo en el baño para comprobar el motivo de tanto escándalo.

    –¿Y tú qué diablos haces aquí? –pregunté, notando la sorpresa de Neal al ver aquel espectáculo. Eché la mano rápidamente a la toalla y me envolví en ella.

    –¡Lo siento! –dijo dándose la vuelta para no mirarme. –He oído gritar –farfulló. Neal se esforzaba por no <<fijarse>> en mí. Estaba desnuda. Vulnerable. Y había un demonio y un alma en mi baño. – ¿Quién es? –preguntó señalando a la chica que temblaba de miedo y estaba arrodillada en el suelo.

    –Una amiga que me estaba haciendo una visita… ¡Y yo que sé! –dije frustrada.

    –Yo-yo… –dijo el alma. Al segundo desapareció de allí, dejándonos a Neal y a mí, desnuda, en el baño. Me ardía toda la cara.

    –No te quedes ahí plantado, no me quitaré la toalla. ¡F-U-E-R-A!

    Neal cerró la puerta una vez que estuvo fuera del baño. Yo me dejé caer en la bañera y estuve varios minutos acurrucada en un rincón. Mierda era una palabra que expresaba bastante bien lo que ahora sentía. Sí, mierda…

    Bajé a desayunar, temerosa de encontrarme allí con Neal. ¡Dios Mío! Era la chica con más suerte que había en la Tierra. No paraba de recordar la cara que puso cuando entró al baño y me vio a mí, empapada y desnuda. Por suerte, en la cocina no estaba Neal. Me bebí una taza de café y me comí una tostada. En el frigorífico había una nota de mamá que decía: <<VOLVERÉ EN 20 MINUTOS>>. Subí las escaleras, y entré en mi habitación. Neal estaba sentado en una silla, leyendo el libro de mamá. Yo carraspeé cuando entré. Él alzó la vista; parecía avergonzado. Tanto como yo.

    –¿Me has visto… bueno, ya sabes… desnuda? –pregunté, notando que mis piernas temblaban. Necesitaba sentarme en mi cama para así no caerme y complicar más las cosas.

    –Quiero hacerte creer que soy un chico decente. Y decir que te vi desnuda no ayuda mucho a que te lo creas.

    –Entonces, ¿me has visto desnuda, no?

    –Sí, te he visto desnuda. ¿Satisfecha?

    –¡Estoy muerta! –dije, enterrando la cabeza en la almohada. –Por favor, vete y no vuelvas más… creo que me suicidaré cortándome las venas. Dile a mi madre que la quiero.

    –No seas tan dramática, Paige. No es para tanto y no es el primer cuerpo desnudo que veo.

    –¡Claro! Eso lo dices porque no estabas desnudo.

    –Si quieres me desnudo aquí, ahora mismo, delante de ti.

    –Adelante –dije, desafiándole. Me puse extremadamente nerviosa cuando él cruzó los brazos delante del cuerpo y se sacó la sudadera con capucha por la cabeza, dejando a la vista la camiseta interior de tirantes. La llevaba tan ajustada que pude distinguir cada curva de sus perfectos abdominales.

    Era alto, delgado y fornido, ancho de torso y espalda, suficiente para desmayar a cualquier chica. Yo me senté recta en la cama, tensa. ¿En serio se iba a desnudar? Notaba el rubor de mis mejillas. Aguardé como una primeriza espera el comienzo de su primer concierto de rock. Neal continuó desvistiéndose. Se quitó los zapatos y, al agacharse, los músculos de los hombros se flexionaron, de tal forma que sentí la necesidad de estar juntos a él. Desabrochó el botón de sus pantalones vaqueros y a continuación se bajó la cremallera. ¡Dios! Estaba totalmente ida. Debía pararlo ya, no podía verle desnudo. Por mi mente revoloteó la pregunta: ¿Boxers o slips?

    –¿Sigo? –preguntó él. Tenía una mueca divertida en su cara. Todavía tenía su mano puesta en la cremallera y yo esperaba a que sus pantalones cayeran por sus piernas hasta el suelo. Entonces, sin esperar mi contestación, dejó caer sus pantalones al suelo. Sacó primero la pierna izquierda y luego la derecha, dejando al descubierto unos boxers blancos, que se pegaban a su cintura. Neal se llevó las manos a la tira de los boxers dispuesto a quitárselo.

    –Dime “para” si quieres que pare –dijo él, mirándome directamente a los ojos. Me derretí por unos segundos. ¡Para, para, para!, me dijo mi subconsciente. Pero mi boca no profirió palabra alguna. El clima se rompió cuando, sin previo aviso, mamá entró por la puerta.

    –Paige, Lea está esperándote –me quedé rígida, con los ojos desorbitados. Estaba preocupada por la reacción de mamá al ver a Neal medio desnudo. Empecé a balbucear cosas sin sentido, nerviosa. – ¿Vas a bajar, cariño?

    –Bajo… Síp, ahora mismo –dije, intentando controlar mi respiración. Observé a Neal, que lentamente, volvía a subirse los pantalones y volvía a ponerse la sudadera.

    –Ella no me ha visto –aseguró Neal. Suspiré de alivio al recordarlo. 

Advertisements

3 Responses to “Dark Souls”

  1. thedreamerone June 27, 2013 at 2:39 pm #

    OMG, me enganche muchisimo con tu historia desde el primer capitulo, ¿te molestaria enviarmela a este correo? (sheslostinside@hotmail.com) porfavor…

    besos.xx

    • laurii1d June 27, 2013 at 3:14 pm #

      ¡Síííí! Todo un placer 😉

      • thedreamerone June 27, 2013 at 7:08 pm #

        Gracias!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

But...

our future.

El blog de EstherTê

El blog de EstherTê, un blog dedicado a la moda, tendencias, actualidad y asesoramiento social media para bloggers.

I pop butterflies

by Diana and Brittney

Shoebox of memories

Marta Salichs

Just a girl

Call me Abigail

Miss Movin' On

Smile! You’re at the best WordPress.com site ever

8th Wonder

A topnotch WordPress.com site

Yours Truly

A little bit of Maia

Siempre en Acción

Un lugar para mantener la inteligencia en acción

Minnie's Diary♥

No dejes que el mundo cambie tu sonrisa,haz que tu sonrisa cambie el mundo

Le coin du style - Fashion Blog

Looks - Inspiration - Shopping

mypinkdreamashley

A fine WordPress.com site

escape your life

a blog where you can be free :)

elizadreamer

Un blog especial y sin igual!

Las Escaleras

Just another WordPress.com weblog

DE ÍTACA A IDAVIA

Retazos de un viaje vital

Life's Dream Theater

El blog de Claire

%d bloggers like this: